PORTADA / LOCALES / OPINIÓN | Por aquí pasó y no se quedó

OPINIÓN | Por aquí pasó y no se quedó

POR: Daniela Vallejo | @DanikaVallejo

Este 8, 9 y 10 de agosto, Ecuador cumplía feriado nacional con motivo del Primer Grito de la Independencia, el COE Nacional autorizó la libre circulación vehicular durante estos días de asueto, el sector turístico se activó para recibir visitantes, lastimosamente Pastaza se llevó una gran decepción al ver que los viajeros solo pasaban por nuestra provincia, aunque no es ninguna novedad, pues en otras ocasiones ya hemos sido espectadores de como pasan directo a la vecina provincia de Napo.

Según las cifras difundidas por el Ministerio de Turismo, Pastaza alcanzó tan solo una ocupación del 21,70%  en hospedaje entre los tres días, en los 23 establecimientos que se encontraban habilitados, con una tasa promedio de hospedaje de USD 19.00 por persona.

Algunos turistas han optado por visitar y pernoctar solamente una noche, mientras que otros acudieron a los ríos llevando su propia alimentación, el cantón Mera fue bastante visitado, se registró mayor afluencia los días sábado y lunes, gran presencia de personas en los balnearios.

A pesar de la pandemia, muchas personas decidieron salir de sus ciudades y distraerse en otras, pero me queda una interrogante, ¿por qué el turista no se queda en Pastaza?, nuestra provincia es muy rica en atractivos turísticos pero muy poco aprovechados.

A las autoridades este feriado les faltó poner en práctica el discurso de apoyo al emprendedor, no les regresan la mirada y no lanzaron campañas publicitarias para atraer al turismo, en ciudades de la costa aunque algunas no abrieron las playas, promocionaron otros atractivos de la localidad, Pastaza no se preparó como debía.

La vialidad es un aspecto muy importante a tomar en cuenta, la accesibilidad a ciertos balnearios, especialmente en el cantón Mera, no estuvieron presentables. Los visitantes han reprochado los elevados costos en la gastronomía, se compara los precios con Napo y Pastaza los duplica, y la viveza criolla no se dejó esperar, tal vez sea la desesperación, que algunos empezaron a cobrar el ingreso a los ríos, cuando son totalmente libres.

Entre otras cosas da gusto ver como los refugios de vida silvestre se van activando con las medidas de seguridad, el Bioparque Yanacocha y Zoorefugio Tarqui, le apostaron en esta fecha con recursos propios a promocionarlos con el fin de reactivarse y poder sostener a las especies de alguna forma, aunque apenas se haya alcanzado un 30% de afluencia en relación a anteriores años.

Los emprendedores y activistas turísticos, solicitan a las autoridades apoyo, es uno de los sectores más afectados en esta pandemia, pero el menos atendido.

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

comentarios

LEER TAMBIEN

La producción del campo se vende sin intermediarios

Un promedio de 80 productores acuden los sábados y domingos, los miércoles su número es …