Juez de paz de la parroquia Tarqui fue ratificado en sus funciones por tercera ocasión

La asamblea comunitaria conformada por 34 presidentes de barrios y comunidades decidió por unanimidad ratificar a Pablo Hervas Chiriboga, de 67 años,  por tercera ocasión como juez de paz de la parroquia Tarqui, perteneciente al cantón Pastaza.

La Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura de Pastaza, a través de la Sub Dirección Nacional de Mediación, Justicia de Paz y otros métodos alternativos de solución de conflictos,  implementó por primera vez un juzgado de paz en la parroquia Tarqui en el año 2016, desde entonces, Pablo Hervas brinda el servicio comunitario como único juez de paz de esta jurisdicción.

Durante la Asamblea, la Dirección Provincial ratificó el compromiso con la parroquia para garantizar el acceso a la justicia a través de este Sistema, y a la vez reconoció el desempeño del juez de paz durante los seis años de servicio a la comunidad, quien además ha sido un referente a nivel nacional por su destacada labor.

El Vicepresidente del GAD Parroquial, Juan Carlos Montesdeoca, ratificó su apoyo hacia el juez de paz. “Como autoridades nos comprometemos en dotar de la logística para el cumplimiento de sus funciones en las comunidades de Tarqui”, manifestó.

Por su parte, el juez de paz, quien brindará el servicio a la comunidad hasta el año 2025, se mostró complacido con el apoyo de la ciudadanía. “Durante mis años de gestión siempre he acudido personalmente a las comunidades cuando lo requieren, esta vez no será la excepción, he logrado que los vecinos vuelvan a ser amigos, el objetivo es que todos vivamos en armonía”, expresó.

En Pastaza a través de este método pacífico de solución de conflictos solo en el año 2022 hasta marzo de 2023, se han atendido 189 casos.

La juez de paz puede resolver casos cuyas obligaciones no superen los 5 salarios básicos, casos de arrendamientos, contratos, deudas, conflictos laborales, compra y venta de bienes, prestación de servicios; ruido, basura y otras que afecten la sana convivencia entre vecinos. Conflictos comunitarios-vecinales, como linderos, ambientales, temas de agua y problemas familiares.

El juzgado de paz está ubicado en el parque Central de la parroquia Tarqui, junto al UPC y brinda el servicio los sábados y domingos de 08:00 a 12:00.